Tips para una adecuada alimentación del bebé

Los primeros alimentos, distintos a la leche, que se da al bebé son las frutas y verduras, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que se inicie este proceso luego que el bebé ha cumplido los seis meses, hasta ese memento se debe alimentar exclusivamente de leche materna, o en su defecto de fórmula infantil, cabe recordar que la leche es el principal alimento durante el primer año de vida del bebé.

En el presente post te dejamos algunos útiles tips que ayudarán a introducir las primeras frutas y verduras en la dieta del bebé.

A los seis meses de edad se puede comenzar a introducir frutas y verduras en dieta del bebé, se recomienda dar una sola fruta o verdura a la vez y se le puede dar en papilla o puré, se puede iniciar con frutas como la manzana o la pera o con las verduras más dulces como patatas, zanahorias y calabacines, que por su sabor son bien aceptadas por el paladar del bebé.

La Asociación Española de Pediatría recomienda esperar hasta los 6 meses de edad para introducir los cereales en la dieta del bebé, se debe hacer de forma progresiva, es decir iniciar con muy pocas cantidades e ir aumentando en forma progresiva esta cantidad.

Las primeras papillas que se dan al bebé se recomienda sean de frutas y deben ser suaves y fluidas, deben ser cremas muy finas que permitan que el bebé pueda tragarlas con facilidad, hay que recordar que hasta ese momento sólo se ha alimentados con líquidos.

Una vez que el bebé se ha acostumbrado a las papillas y los nuevos sabores, se puede dar la fruta triturada, se recomienda la manzana, el plátano y la pera. Las frutas de temporada estival como albaricoques y melocotones, son también muy recomendables y se pueden dar en forma de papilla.

Prepara una deliciosa papilla de manzana

La manzana es un fruta muy saludable y de agradable sabor, a los bebés les encanta, con ella se puede preparar una rica papilla, sólo se necesita una manzana pelada y sin corazón.

Para prepararla se corta la manzana en trozos pequeños, se coloca a hervir en agua, no se debe utilizar mucha agua, sólo un poco hasta que la cubra, se deja cocinar por espacio de 8 minutos, luegos e roma la fruta y se licua con un poco del agua en que se cocinó. Finalmente se deja reposar y cuando esté a temperatura ambiente se puede dar al bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *